Home  
Japanese
jpn
English
eng
Espanol
esp
Portuguese
pt
Vietnamese
vi
Korean
kor
Back Index Next

Mensaje del Presidente de la Comisión


Mensaje para el día mundial de los emigrantes, refugiados y desplazados(2004)

OTRO MUNDO ES POSIBLE


La iglesia Católica en Japón empeñada en con-vivir con los emigrantes, refugiados y desplazados, pide que el próximo cuarto domingo de Septiembre, que es el “Día Mundial de los Emigrantes, Refugiados y Desplazados”, sea un día de orar juntos y ofrecer donativos para esta causa. Agradezco de corazón a todas las personas que, año tras año, han venido colaborando. El tema del “Día Mundial de los Emigrantes, Refugiados y Desplazados” de este año es 1.“Otro Mundo es Posible” Dado que la situación en la que se encuentran los emigrantes, refugiados y desplazados en Japón es muy dura, me gustaría compartir con ustedes un ejemplo de esta situación. Luego quisiera introducir ese Otro Mundo. Lo que pretendo con este mensaje es explicar claramente qué mundo estamos llamados a construir.

●“El Mundo de la Administración y la Exclusión” Este año, en Mayo, se hicieron públicos los casos de torturas y abusos por parte del Ejército Norte-americano con los prisioneros en Abu Ghraib, en Irak. Sin embargo es preciso saber que estas violaciones de los derechos humanos no ocurren solamente en el campo militar americano, también los sufren en Japón quienes están bajo la tutela del gobierno japonés. En Ushiku, Ibaraki, en el Centro Oriental de Detención de Inmigrantes en Japón, ocurrió un terrible incidente. Un paquistaní, el señor A, después de sufrir la fractura de una vértebra cervical debido al violento asalto de un guardia, fue deportado a su país de modo súbito y forzoso en el mes de Junio. Esto ocurrió justamente cuando se intentaba aclarar lo ocurrido y se quería pedir un juicio por malos tratos. Incluso el derecho a recibir un juicio justo le fue arrebatado por la oficina de Inmigración que había sido en parte responsable de la agresión. Además fue repatriado forzosamente, dejando en Japón a su esposa e hija japonesas. En este único caso podemos ver un ejemplo de dos o tres violaciones de derechos humanos y no podemos evitar pensar que incluso es peor que lo que pasó en Abu Ghraib.

La Oficina de Inmigración ha utilizado Internet para crear un sistema de reunir información para poder expulsar a los extranjeros cuyo permiso de estancia ha expirado. En Tokio, el alcalde de la capital, está en el centro del movimiento de agitación del sentimiento de “exclusión” anti-extranjero, en el que lo “administrativo” y lo “judicial” se unen y la caza de extranjeros sin visado que se ha extendido por el país, entra también hasta los pórticos de nuestras iglesias. Las sensacionalistas informaciones del llamado incremento de crímenes cometidos por extranjeros también ayuda a aumentar esta “exclusión” y “las violaciones de derechos humanos” no encuentran oposición y llegan a parecer algo normal en nuestro mundo.

●“Otro Mundo” Japón es una sociedad multicultural donde viven, hombro con hombro, gentes de diversas culturas 2. Cada pueblo habla su lengua, tiene diferentes tradiciones religiosas y culturales y una identidad única. La Iglesia camina en la vanguardia de esta realidad. La reunión de todos y todas alrededor de la Mesa de Cristo enriquece a la comunidad entera. En su mensaje para el Día Mundial de los Emigrantes, Refugiados y Desplazados, el Papa nos dice que “el mundo de los emigrantes puede aportar una válida contribución a la consolidación de la paz... El enriquecedor diálogo entre culturas es “el camino obligatorio para construir un mundo reconciliado”

En este Otro Mundo al que nosotros aspiramos, la violencia, la administración, la exclusión, las violaciones de derechos humanos no quedarán impunes ni parecerán una parte normal de la sociedad, sino que será considerada normal “una sociedad donde los derechos de los niños son respetados”, “una sociedad que hace posible el disfrutar de varias culturas”, y “una sociedad sin administración controladora ni discriminación”. En los hogares y las iglesias la gente se alegrará y celebrará junta, se convertirá en una comunidad que se reúne alrededor de la Mesa de Cristo, que supera las barreras de lengua y religión, que profundiza su diálogo con los emigrantes, refugiados y desplazados. Entonces el “mundo de la Administración y la Exclusión” se transfigurará en Otro Mundo.

------------------------------------
1.Este tema fue elegido para contrarrestar las prioridades de mercado del globalismo económico, y bajo el título
2.“Hagamos un Orden Mundial más Justo” fue usado el año pasado en el forum de IndiaDe acuerdo con los “datos de fin de año de 2002” de la Oficina de Inmigración del Ministerio de Justicia, los extranjeros registrados en Japón fueron 630,000 coreanos; 420,000 chinos; 270,000 brasileños; 170,000 filipinos; 50,000 peruanos; etc... Los extranjeros constituyen el 1,7% de la población de Japón. y esta cifra va a aumentar en el futuro.
------------------------------------

Septiembre 26, 2004
Comisión Católica para los Emigrantes, Refugiados y Desplazados

Presidente Tani Daiji (Obispo de la Diócesis de Saitama)

Back Index Next
E-mail:jcarm@cbcj.catholic.jp
Copyright 2005 J-CARM